• esenca
DUINSA
C/Mataró, 29-31, 3r C
08403 Granollers
Barcelona
93 846 68 19

Noticias

toda nuestra actualidad

Grietas en edificios: ¿Cómo se monitorizan y se corrigen?

Las fisuras y grietas en techos y paredes son unos de los problemas más habituales que se producen en cualquier tipo de edificio. No todas tienen el mismo grado de importancia, siendo algunas mucho más peligrosas. Por ello, es importante poder clasificarlas para saber cómo corregirlas y prevenirlas. Desde DUINSA, te lo explicamos todo con detalle.

Clasificación de las grietas

Los tipos de grietas se clasifican dependiendo de su afección al elemento constructivo en:

  • Grietas de revestimiento: son las que se producen en el exterior de los muros por diversas causas como las condiciones de temperatura y humedad o la mala calidad de los revestimientos aplicados.
  • Grietas estructurales: son más importantes ya que, además del revestimiento, pueden afectar al elemento estructural. Pueden deberse a problemas de asentamiento de la construcción por un mal asentamiento del terreno, a defectos constructivos ocultos o a condiciones externas, como la construcción de un edificio anexo, y a otras obras que pueden afectar a la estabilidad del edificio.

Además de esta clasificación, hay que tener en cuenta el tipo de elemento dañado. No es lo mismo que el daño se produzca en un tabique sin función estructural que en un elemento que sí la tiene, como un muro de carga, un pilar o una viga. En este último caso, será necesario un estudio más profundo de la grieta para valorar su peligrosidad.

¿Cómo podemos reparar las grietas?

Como se ha comentado con anterioridad, las reparaciones dependen siempre del tipo de afección.

Reparación de grietas en el revestimiento

En aquellas grietas que sólo afecten al revestimiento continuo, se seguirán los siguientes pasos:

  1. Se eliminará el revoque portante en una franja alrededor de la grieta con una anchura total de medio metro.
  1. Después, se debe colocar una malla de fibra de vidrio clavada al soporte. La función de esta malla es absorber los posibles esfuerzos de tracción que puedan originarse en los paramentos verticales, para evitar la aparición de nuevas grietas.
  1. Por último, se sustituirán los remates y se pintará la pared hasta conseguir un acabado perfecto.

Reparación de grietas estructurales

Sin embargo, para reparar las grietas estructurales sólo se puede optar por la demolición y sustitución de los elementos afectados. Esto significa que si la grieta existente corta la carga y los ladrillos, ambos materiales deben ser sustituidos.

Es necesario explicar que un elemento agrietado se convierte en dos elementos que, de alguna manera, actúan de forma independiente ante nuevas acciones físicas o mecánicas, por lo que su unión hasta volver a ser un solo elemento es prácticamente imposible o muy difícil de conseguir.

En Duinsa Construcció creemos que todos los edificios tienen que estar en perfecto estado para poder ejercer su actividad en las mejores condiciones posibles. Cuenta con nosotros para cualquier reparación.